Skip to content Skip to footer

Arte textil contemporáneo

De niña me regalaron en Navidad un libro sobre los nativos americanos, me fascinaban las ilustraciones de telares, alfombras y mocasines tejidos. Descubrí los telares y empecé a trabajar en ellos cuando tenía veinte años. Primero en un bastidor sencillo, más tarde en Holanda a principio de los ochenta aprendí a usar los telares de bajo lizo en los que trabajas en horizontal y que te permiten realizar telas largas.

Tejiendo en un bastidor, Palma 1993.

Tapices en Es Baluard

Es Baluard

                                    

Tapiz

Instalación de mis tapices en las murallas de Es Baluard de San Pere en 1993.

A mi regreso a Mallorca seguí trabajando en los dos tipos de telares, de alto y bajo lizo, exponiendo en varias salas de la isla; en los años noventa abrí un taller textil en Sineu y más adelante instalé el telar en Pollensa donde teníamos una tienda de antigüedades.

Tela de algodón y yute tejida en telar manual horizontal, principios del dos mil en Pollensa.

A mediados de la década del dos mil cambié el textil por la pintura, era más inmediato, más rápido. No hace mucho volví a los telares, siempre reciclando materiales como el denim, o telas de algodón y lino que tiño yo misma. Quizás ahora el resultado no es simplemente artesanal,  otra visión del mundo se asoma por ahí. Actualmente estoy trabajando en una instalación donde utilizo telas antiguas mallorquinas con telas mías de  años atrás, así  como tapices tejidos actualmente en telar de bastidor con tiras de tela vaquera.

Tapices de tela vaquera
Telar de bajo lizo

La instalación se presentará en otoño en un lugar poco habitual como es nuestro almacén en el campo.